Skip Navigation

Coronavirus : Información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Consultas médicas telefónicas: sanidad en tiempos de COVID-19

El COVID-19 ha cambiado nuestra forma de vida en muchos ámbitos y el sanitario es uno de ellos. Con el objetivo de no saturar los centros médicos y hospitales y para evitar la propagación del Coronavirus, se han adoptado medidas extraordinarias, y es que ahora los médicos de atención primaria y especialistas atienden a sus pacientes a través de consultas médicas por teléfono, siempre que esto sea posible.

¿Cómo funcionan las consultas médicas por teléfono?

El primer paso es llamar por teléfono para pedir cita, o bien pedirla a través de Internet. Tal y como hemos comentado, siempre que sea posible tu médico te devolverá la llamada el día indicado para pasar consulta por teléfono. Tras el diagnóstico, el médico te indicará el tratamiento a seguir e incluirá las recetas de los medicamentos dentro de tu tarjeta sanitaria para que puedas ir a la farmacia a por ellos.

En determinados países, esto se está haciendo a través de videollamadas, algo que facilita el diagnóstico ya que los médicos pueden ver a sus pacientes. No obstante, esto no siempre es posible si hablamos de pacientes de avanzada edad que no manejan las nuevas tecnologías.

Eso sí, si te encuentras realmente mal no dudes en ir a urgencias, allí siempre te atenderán.

Las ventajas de la consulta telefónica y la videoconsulta

Tanto la videoconsulta como la consulta telefónica son beneficiosas para el paciente ya que aportan rapidez y evitan largas esperas en la consulta física de los centros sanitarios u hospitales.

Además no tenemos que trasladarnos hasta allí, con el tiempo que ello conlleva y en cuanto al COVID-19, no entraremos en contacto con nadie evitando tanto contagiar como ser contagiados.

El límite de las teleconsultas

Sin embargo, las videoconsultas o teleconsultas tienen que servir para complementar la atención sanitaria tradicional. No deben nunca sustituir a las citas físicas que proporcionan un diagnóstico mucho más claro y con menos probabilidad de error.

En definitiva, este sistema está ayudando tanto a pacientes como a sanitarios en este periodo de pandemia, y es posible que haya llegado para quedarse, pero siempre de manera complementaria a la cita tradicional.

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir