Skip Navigation

Coronavirus : Información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

¿Cuáles son las consecuencias del Coronavirus para las personas mayores?

El COVID-19 ha cambiado nuestras vidas y sobre todo ha afectado en gran medida a aquellos lugares en los que conviven las personas mayores, como las residencias. No obstante, también los ancianos que viven en sus propios domicilios han sufrido la crisis derivada del Coronavirus y han sentido uno de sus principales síntomas, la soledad. Por desgracia, muchos mayores tienen que ver a sus familiares a través de ventanas, y algunos ni siquiera tienen esa posibilidad. En este artículo hablaremos de las consecuencias que tiene el COVID-19 para las personas mayores.

Afrontar la pérdida de la pareja o de un ser querido

Desgraciadamente algunos mayores tuvieron que sufrir la pérdida de su pareja o de un ser querido debido a la pandemia. Por ello es importante que las personas mayores que han perdido a alguien cercano por COVID-19 reciban la atención suficiente tanto de su familia como de especialistas, si fuera necesario.

Por otro lado, la imposibilidad de celebrar funerales tal y como los conocemos, generó una situación emocional complicada para los familiares. Además, el miedo al virus también genera preocupación y malestar en los mayores, sobre todo si han sufrido una pérdida cercana, de modo que necesitarán apoyo de familiares y amigos.

El futuro de las residencias de ancianos

Numerosas víctimas de la pandemia vivían en residencias para mayores. Esto se debe en gran medida ante la difícil posibilidad de guardar el distanciamiento social, la alta densidad de estos centros residenciales frente al número limitado de cuidadores, etc. Además al inicio de la pandemia el personal no contaba con equipos de protección y no había instrucciones claras ni orientación de cara a abordar una situación como esta.

Todo esto nos lleva a pensar en que quizás sea posible un futuro distinto para estas residencias de ancianos, quizás puedan dividirse en viviendas o áreas más pequeñas y contar con equipos también más reducidos para cada una de ellas. Así, si hay una nueva pandemia, o un rebrote de la actual, la posibilidad de infección se reduce y el personal sanitario podrá manejar mejor estos grupos reducidos.

Los ancianos prefieren vivir en casa el mayor tiempo posible

Esta afirmación no es nueva, pero con la pandemia muchos mayores se reafirman en su decisión de vivir en casa el mayor tiempo posible. Así, en sus viviendas tendrán menos posibilidad de infección ya que no entrarán en contacto con muchas personas, como sí harían en una residencia, y es que no debemos perder de vista que los ancianos pertenecen al grupo más vulnerable en esta pandemia.

Afortunadamente, actualmente existen comodidades que permiten a los ancianos vivir lo más cómodamente posible y con relativa independencia como son las sillas salvaescaleras, los inodoros regulables, las duchas adaptadas, las camas articuladas y también la ayuda de familiares y amigos o la teleasistencia o asistencia domiciliaria.

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir