• Home
  • Pasamanos o barandillas para escal...

Pasamanos o barandillas para escaleras

placeholder

Este video responde a una de las preguntas frecuentes que se hacen los nuevos usuarios sobre las sillas salvaescaleras y es si se puede colocar en caso de haber un pasamanos o barandilla para la escalera . Efectivamente, es posible y vamos a tratar de explicar que nuestras sillas para las escaleras se pueden colocar a ambos lados de la escalera, según convenga, según la forma de la escalera, de los peldaños y las condiciones de la vivienda.

¿Se puede colocar una silla salvaescaleras si hay barandilla?

En la animación podemos observar que ocurriría en el caso de que ante una escalera curva con escalones compensados (en forma de cuña) se decide colocar el raíl de la silla salvaescaleras por la parte exterior. De este modo, sería la opción aparentemente más sencilla porque el usuario seguiría usando su pasamanos o barandilla para la escalera pero, ¡error! En ese caso, podemos ver claramente los riesgos que suponen para los usuarios que suben y, sobre todo, bajan, por el lado interior, donde los escalones son más pequeños. Ante un caso así: ¿qué supone un mayor esfuerzo cambiar la barandilla de lado o dejarla y arriesgarnos a innecesarios sustos o peligros?

Cambiar una barandilla es una tarea fácilmente realizable. Siempre se recomienda que cualquier trabajo sea realizado por profesionales, pero en el caso de contar con alguna persona ducha en materia de bricolaje o simplemente lo que normalmente se conoce como “manitas”, podrá realizarlo fácilmente. Tan sólo tendrá que marcar los nuevos puntos donde deberán ir ensamblados los tornillos o similares y proceder a colocarla. Además, el tema de los agujeros que puedan quedar no suele ser un problema, puesto que existe múltiples elementos en el mercado que sirven para tapar. Después sólo hay que alisar y pintar.

Si seguimos observando el video, podemos comprobar también que el raíl, por el exterior, en el caso observado, al llegar al giro ocupa un poco más lo que obliga a tener que desplazarse al interior y, por tanto, como comentábamos a tener que bajar por una zona del escalón donde difícilmente podemos bajar con seguridad. Si, además, pensamos que algunas personas sufren de vértigos habituales o simplemente vértigo relacionado con la altura, en este tipo de escaleras, lo pueden pasar realmente mal. De hecho, aquí se ve cómo la señora baja agarrada con las dos manos de la barandilla.

Pero, ¿qué ocurre si realizamos el cambio y lo colocamos por el interior? Al colocar la silla salvaescaleras por la zona de la escalera donde los escalones son más estrechos, se deja un mayor espacio para el uso de la misma por todos los usuarios. Por tanto, vemos la ventaja, para este caso concreto, de colocar el raíl en el lado donde anteriormente estaba la barandilla, ya que deja un espacio de subida y bajada más seguro para el resto de usuarios. Además, la silla ocupa tan poco espacio que permite, incluso colocar un pasamanos en la pared exterior.

¿Dónde se ubica la silla una vez que no está usándose?

Al lugar donde se coloca le llamamos parking o aparcamiento. Colocándolo por el interior de la escalera nos permite que gire tanto al principio como al final del recorrido quedándose por completo fuera de la escalera. De esta forma, ganamos con un 100% de seguridad, comodidad y tranquilidad.

En el caso de nuestra gama de sillas salvaescaleras Flow II, gracias al resistente sistema de raíl único realizado con material ultra resistente, se ajusta a todo tipo de escaleras, pudiéndose instalar en el lado de la escalera más adecuado para cada caso en concreto. Como siempre nos gusta recalcar, la tecnología se debe adecuar a las personas y no al revés. Se trata siempre de buscar aquella solución que nos ofrece todo lo que nosotros queremos y/o necesitamos: comodidad, seguridad, tranquilidad para quien lo usa y para quienes se preocupan por su bienestar, que permita seguir disfrutando de su casa a todos los que vivan en ella o acudan a visitarle y, también (cómo no) que siga manteniendo esa línea de buen gusto que impregna su hogar. Porque su silla salvaescaleras llegará a su vida para entrar a formar parte de ella y, por eso, debe sentirse a gusto y cómodo en ella y con ella.

En thyssenkrup Home Solutions somos especialistas en sillas salvaescaleras para viviendas unifamiliares, independientemente del tipo que sean, tenemos la solución que usted necesita.

Volver al listado de vídeos