Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Videollamadas para personas mayores

Hasta hace poco, para la mayoría, llamar a los padres un par de veces por semana era más que suficiente. Una conversación rápida para confirmar que todo estaba bien y la promesa de volverse a ver al siguiente fin de semana o al otro. Tampoco se podía todos los fines de semana. La carga de trabajo, las tareas domésticas o los compromisos sociales ineludibles posponían esa visita para mejor ocasión. Visitar a los padres era importante, pero no urgente porque ellos siempre están ahí cuando se les necesita. No había prisa porque ellos siempre disculpan a sus hijos, siempre los reciben con los brazos abiertos y siempre se adaptan a sus necesidades.

Pero a las 8.00 horas del lunes 16 de marzo de 2020 todo cambió hasta nuevo aviso. La cuarentena impuesta a la población para frenar la expansión del Covid-19 llevó el trabajo y el ocio a casa y nos alejó del contacto físico de familiares y amigos. Un distanciamiento necesario para proteger a los más débiles, que nos ha separado físicamente de nuestros mayores y nos ha hecho replantearnos la escala de prioridades.

Ahora las llamadas diarias a los padres no son suficiente. Aunque hagamos más de una al día, con cualquier excusa, para comprobar que están bien, no son bastante, queremos más. Queremos ver con nuestros propios ojos que están bien para comprobarlo y es aquí dónde las nuevas tecnologías irrumpen para ayudarnos a estar cerca de los que están lejos. El único, “pero” es que los mayores, que nunca se han interesado mucho por las nuevas formas de comunicación, tienen que hacer un curso avanzado de mínimos para no quedar aislados y en ocasiones esto plantea un reto muy gratificante. Hay que armarse de paciencia para enseñar, a distancia, a utilizar la tecnología a nuestros padres para poder verlos, para sentirlos más cerca que nunca y para comprobar que tienen buen aspecto.

Para empezar, tal vez lo más sencillo sea hacer una video llamada por WhatsApp ya que es muy popular y suele venir preinstalada en los teléfonos. Quien más y quien menos tiene la aplicación y quien más y quien menos la usa para recibir y enviar mensajes. Si estamos familiarizados con ella, simplemente tenemos que abrir un chat con la persona a la que queramos video llamar y darle al icono de la cámara de video que aparece en la parte superior derecha de la pantalla.

Así de fácil. Es muy importante tener en cuenta el hecho de que imagen y sonido van algo desacompasados y es necesario esperar a que el otro termine para hablar. Esta circunstancia no es cosa menor ya que si no se respetan los turnos, las conversaciones se solapan haciéndose imposibles y creando una enorme decepción en los interlocutores. Hasta cogerle el tranquillo una buena opción es utilizar palabras como “Corto” o “cambio” al final de nuestras frases para evitar este solapamiento.

Nuestro consejo: déjese ayudar por los miembros más jóvenes de la familia. Configurar el terminal para hacer videollamadas es una buena oportunidad para conectar con los hijos y nietos. Estamos convencidos de que sus seres queridos estarán encantados de ayudarle a configurarlo. Lo principal es que ambas partes tengan paciencia y empatía. Los jóvenes deben entender que los mayores estén superados por la tecnología y los mayores deben querer integrarse y no caer en el desánimo. Nadie nace sabiendo, pero con interés y atención conseguirán los conocimientos suficientes para ver a sus seres queridos.

Video-llamar es algo que hoy en día está al alcance de la mayoría, pero algunos todavía no lo saben. El proceso de aprendizaje requiere de mucha paciencia por ambas partes, pero el resultado merece la pena. En un mundo eminentemente audiovisual, las video llamadas son la alternativa a la visita presencial. No es lo mismo, evidentemente, pero hoy por hoy es la mejor opción.

No desesperes y aprende. Eres perfectamente capaz de lograrlo. Ten paciencia y se perseverante. Es posible que no salga ni a la primera, ni a la segunda y que cuando parezca que lo dominas ocurra algo inesperado, pero no te rindas y sigue intentándolo porque es la forma de estar más cerca de los tuyos. El mejor consejo: tómatelo con sentido del humor.

Consejos y recomendaciones:

Razones para hacer videollamadas

Muchos usuarios mayores pueden sentirse presionados y desbordados por la insistencia de sus hijos y nietos. Es normal ya que se enfrentan a algo nuevo para ellos y que nunca pensaron que iba a ser necesario usar. Para muchos mayores las video llamadas eran cosa de jóvenes y de repente toda la familia se empeña en que hagan un curso avanzado para el manejo de un aparato al que se adaptaban sin prisa. ¿Por qué este empeño con las video llamadas? ¿Qué tienen las video llamadas que no tenga una llamada tradicional?

La respuesta evidente es que además de oír, podemos ver, pero hay otras muchas razones para video llamar:

  • Poder “estar” con toda la familia cuando sus miembros están en lugares diferentes a muchos kilómetros de distancia unos de otros.
  • Compartir documentos e imágenes, e incluso enviarlos/recibirlos mientras conversan.
  • Solucionar problemas compartiendo la pantalla o transfiriendo el control del aparato. Los problemas con su ordenador pueden ser resueltos por sus familiares a través del mantenimiento remoto.

¿Qué es exactamente la video telefonía?

La videotelefonía es la posibilidad de establecer una conexión a través de un programa de forma gratuita y segura con la ayuda de un dispositivo que tiene una pantalla y es compatible con Internet, a fin de ponerse en contacto con las personas deseadas. Todas las personas conectadas se escuchan y se ven en tiempo real. Esta tecnología se llama VoIP (= Voz sobre IP). Cada usuario de una PC, tableta o teléfono inteligente puede contactar proveedores como Skype para hacer videollamadas. Vencer la soledad nunca ha sido tan fácil.

¿Qué necesito para hacer una video llamada?

Para las personas habituadas al uso de esta tecnología, hacer video llamadas puede parecer muy simple. Sin embargo, preparar los elementos y realizar una videollamada puede ser muy complicado, especialmente para los adultos mayores que no han crecido con estas nuevas tecnologías. Si este es su caso, no se preocupe: es más fácil de lo que parece al principio.

No se necesitan muchos accesorios para usar esta tecnología. La mayoría de los hogares disponen de las herramientas necesarias para realizarlas. No obstante, vamos a comprobar que tiene todo lo que necesita a mano:

  • Dispositivo habilitado para video: smartphone, Tablet y ordenador personal. Dado que en la actualidad casi todos los teléfonos son inteligentes, disponen de cámaras frontales instaladas de manera estándar. Los teléfonos inteligentes son ideales para usar la telefonía por video. Lo mismo ocurre con las tabletas. También puede usar un ordenador personal con una cámara web.
  • Conexión a Internet: casi todos los hogares tienen acceso a Internet incluida en la tarifa telefónica. El dispositivo compatible con video debe estar conectado a través de wifi o de un cable LAN (también conocido como cable Ethernet) o WLAN (= Red de área local inalámbrica). Para poder enviar y recibir datos de imagen con suficiente calidad, se recomienda una velocidad de Internet de al menos 3 Mbit / s. Pero no se preocupe, casi todas las conexiones a Internet de hoy cubren estos requisitos.
  • Programa: para iniciar una videoconferencia, necesita uno de los muchos programas que existen para tal fin. Elija una aplicación e instálela en su dispositivo para hablar con otros usuarios que también la tengan instalada. Las herramientas más utilizadas son WhatsApp, Google Hangouts, Facebook Messenger y FaceTime (solo para Apple). Uno de los más populares es el programa Skype, debido a que suele estar preinstalado en los dispositivos y considerarse extremadamente seguro. Por cierto: todas las aplicaciones anteriores son gratuitas para la videotelefonía a través de Internet. Solo se aplican cargos si no tiene una tarifa plana de Internet o si desea llamar a Skype desde fuera de la red de Skype. Pero no se preocupe, primero tendría que aceptar el cargo e ingresar sus datos de pago, cosa que no recomendamos.

Televisitas thyssenkrupp Home Solutions

En thyssenkrupp Home Solutions nos hemos apuntado a la moda de las videollamadas y para aquellos interesados en comprar una silla Salvaescaleras hemos previsto la posibilidad de hacerlo a través de internet. Llámanos y obtén tu presupuesto on-line de forma gratuita y sin compromiso para que cuando pase la cuarentena estés más cerca de disfrutar de la comodidad y la seguridad de una silla Salvaescaleras para tu hogar.

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir