Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Qué tienen que tener en cuenta los mayores cuando puedan salir a pasear

Tras casi dos meses de encierro forzado en casa, parece que finalmente se va a poder salir y recuperar aquellos pequeños placeres que creíamos olvidados: dar un paseo por el barrio, recorrer las calles vecinas, que nos de un poco el aire y el sol, e incluso hacer algo de ejercicio o deporte… Es algo fundamental, empezando por los más pequeños, pero también es importante para todos y, de modo especial, para los más mayores.

Según hemos podido comprobar, alrededor de 12 millones de españoles, el 20% de la población, tiene 65 años o más y ellos forman el grupo de mayor riesgo frente al coronavirus. Los mayores han estado en la mente de todos nosotros durante este tiempo, han sido “elementos de riesgo”, una definición poco generosa, no obstante eran los que peor podían valerse por sí mismos para hacer una vida normal, aunque fuera dentro de casa, necesitaban de nuestra vigilancia y teníamos que estar pendientes de ellos porque estaban más indefensos. Y ahora, que finalmente pueden salir de casa, ¿qué pasa con ellos?

Pues ahora, siguen siendo los que más riesgos tienen, no solo por la amenaza de la enfermedad, también porque salir de casa después de tanto tiempo sin hacerlo, supone problemas adicionales. Proponemos algunos consejos para que todo vaya bien cuando los mayores puedan salir a pasear después del confinamiento.

Consejos que los mayores deben tener en cuenta para disfrutar plenamente de este tiempo de libertad fuera de casa:

Saber qué tiempo va a hacer

Saber qué tiempo va a hacer

Consultando en Internet o, simplemente llamando a algún familiar es necesario informarse de la temperatura prevista durante el espacio de tiempo en el que se va a estar fuera, la posibilidad de lluvia, etc. En función de ello hay que elegir la ropa adecuada, sin olvidarse de llevar un chubasquero o algo de abrigo por si hace falta. Durante el día son preferibles los colores brillantes y al atardecer, material reflectante.

Evitar las horas de más calor o frío

Evitar las horas de más calor o frío

En función de lo anterior, es aconsejable elegir la mejor hora para dar el paseo que suele ser al principio de la mañana o al final de tarde, siempre que haya luz suficiente. También según el sol que vayan a recibir, elegir la acera o el camino más adecuado. Aunque el sol es conveniente después de tantos días sin disfrutarlo, hay que tomar precauciones.

Es conveniente echarse crema solar media hora antes del paseo y además llevarla con nosotros, también es aconsejable llevar gafas de sol porque aunque es muy bueno tomar al menos 15 minutos de sol para segregar melatonina que mejora el sistema inmunológico ayudando a inhibir algunas infecciones y a mejorar nuestras defensas naturales, también tenemos que proteger nuestros ojos y nuestra piel.

Llevar calzado cómodo

Llevar calzado cómodo

Aún dando por sentado que no se van a hacer ejercicios violentos, hay que llevar el calzado adecuado, preferentemente deportivo, bien ajustado, impermeable y cómodo. Después de semanas con zapatillas de andar por casa, es importante calzarse de forma adecuada. Además, es muy importante, en caso de que la movilidad sea algo reducida acompañarse de un bastón o un andador.

Tomárselo con calma

Tomárselo con calma

Parece evidente que estas largas semanas se han acumulado muchas ganas de salir y en cuanto se autoricen las salidas a mayores, hay que aprovechar. Pero tomándoselo con calma, comenzando con pequeños paseos próximos al domicilio y aumentando poco a poco el tiempo y la distancia, siempre cumpliendo la normativa de no ir más lejos de un kilómetro de sus casas y ¡sin proponerse batir récords!

Buscar lugares bien iluminados y abiertos

Buscar lugares bien iluminados y abiertos

Deben elegirse, en la medida de lo posible, espacios abiertos y bien iluminados, en los que no se vaya a encontrar con mucha gente, aunque tampoco totalmente solitarios, por si se necesita ayuga en algún momento. Es importante que haya cerca algún banco en el que detenerse y descansar. Además siempre debe caminarse de frente al tráfico que se aproxima.

Mantenerse hidratado

Mantenerse hidratado

Es importante mantenerse hidratado y llevar una pequeña botella con agua o zumo de frutas, pero no hay que abusar para que no se presenten ganas de ir al servicio cuando se está lejos de casa.

Estar identificado

Estar identificado

En todos los casos, pero sobre todo para los mayores que salgan solos de casa es importante que lleven una identificación clara y una indicación de a quién avisar en caso de algún percance, un accidente, mareo o incluso despiste a la hora de encontrar el camino de regreso. Una precaución adicional es informar a algún familiar o vecino de dónde se va a ir y el horario previsto de regreso.

Llevar algo de dinero y el móvil

Llevar algo de dinero y el móvil

Aunque se trata de salir con ropa cómoda, hay que prever llevar algo de dinero para imprevistos, como comprar algo de agua, coger un transporte público o taxi en caso de estar muy cansados, así como el teléfono móvil con carga suficiente de batería.

Caminar sin prisas

Caminar sin prisas

Estas salidas tras las semanas de confinamiento de los mayores no son en principio una prueba de ejercicio. Hay que tomárselas con calma, buscar caminos o aceras lisos, sin espacios irregulares que pueden ocasionar tropiezos. ¡Correr aumenta el riesgo de caerse!

Atención a los insectos

Atención a los insectos

Los paseos por el campo tienen riesgos adicionales, como las picaduras de garrapatas, que abundan de mayo a octubre, y de otros insectos y mosquitos que son más frecuentes con el calor. Además de tomar precauciones como llevar mangas y pantalones largos, es aconsejable llevar algún repelente y buscar posibles picaduras al regresar a casa, así como tener algún producto que las alivie.

Precauciones en las compras

Precauciones en las compras

Aunque las salidas al supermercado, la farmacia, el banco y algunos otros comercios han estado permitidas durante el estado de alarma, ahora puede haber aún más libertad para hacerlas, e incluso es posible que podamos visitar nuevos comercios que vayan abriendo. Pero no hay que olvidar las precauciones generales de distancia de seguridad, uso de guantes, limpieza de los carros de la compra, pago con tarjeta y permanecer el menor tiempo posible en el establecimiento. Para ello resulta práctico llevar una lista con lo que necesitamos comprar. La mayoría de supermercados han establecido unas horas preferentes para personas mayores. ¡Hay que aprovecharlas!

Seguir las normas generales

Seguir las normas generales

Poder salir a dar un paseo no significa que el virus haya desaparecido y ¡no hay que olvidar las normas! Distancias de seguridad con otras personas, evitar saludar de cerca a familiares o conocidos que podamos encontrarnos, usar mascarillas y guantes, lavarse las manos antes y después de salir de casa, dejar las zapatillas que hayamos utilizado en la entrada y, de ser posible, desinfectar las suelas, echar la ropa que nos hayamos puesto a lavar y ducharnos cuando lleguemos a casa.

Belén Galán, directora de Marketing y Comunicación de thyssenkrupp Home Solutions ha dicho: ”Es fundamental mantenerse activo a todas las edades, pero más cuando uno es mayor. Ahora que parece que se va a poder empezar a salir poco a poco de casa a dar pequeños paseos y a hacer algo de ejercicio, no hay que ponerse el mundo por montera, y más cuando se lleva tanto tiempo confinados en casa, hay que hacerlo con tranquilidad e ir preparados. Por eso, desde thyssenkrupp Home Solutions hemos querido dar una serie de consejos para poder disfrutar de estos paseos tomando unas ciertas precauciones.”

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir