Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Cómo montar un huerto en casa

Lamentablemente el coronavirus covid-19 nos sigue obligando a estar en casa, sobre todo si somos personas mayores. Además, algunas tareas cotidianas como ir al supermercado aumentan la posibilidad de infección, por ello ahora más que nunca es interesante poder contar con un huerto en nuestro hogar con el que poder abastecernos de vegetales. ¿Quieres saber cómo montar tu propio huerto en casa? Sigue leyendo y no pierdas detalle.

Las ventajas de cultivar tus propios alimentos

El cultivo de verduras dentro del propio hogar es muy beneficioso, sobre todo en esta época. Además, la frescura de los alimentos estará garantizada ya que los recogerás tú mismo, y eso es algo que se notará en la salud. Por otro lado, el cultivo y la jardinería son actividades de ocio que ayudarán tanto a pequeños como a mayores a sentirse ocupados, entretenidos y, en definitiva, a mantenerse activos.

Por otro lado, está comprobado que la jardinería tiene efectos relajantes y des estresantes, ayuda a reducir la presión arterial y por tanto a prevenir enfermedades cardíacas. Además, la jardinería también ayuda a reducir el riesgo de demencia y enfermedades relacionadas como el Alzheimer.

Pasos a seguir para montar tu propio huerto:

Encontrar el lugar adecuado para el huerto

Antes de nada, tendrás que elegir el lugar para instalarlo, como te hemos comentado antes. Además, debes tener en cuenta que el lugar idóneo es aquel que cuenta con luz natural. Si tienes un jardín y quieres cultivar tus alimentos en él, lo primero que tendrás que hacer es extraer las malas hierbas y reservar un buen trozo para el huerto, siempre que sea posible.

Si tienes un jardín en casa será mucho más fácil determinar el lugar para crear tu huerto, pero si vives en un piso no te preocupes porque no tendrás que renunciar a las ventajas derivadas de cultivar tus propios alimentos. En este caso podrás instalar tu huerto en el balcón o dentro de casa.

Elegir qué alimentos vas a cultivar

Por otro lado, deberás tener en cuenta el tipo de alimentos que quieres cultivar, ya que no todos pueden crecer adecuadamente en entornos cerrados como un piso.

Por ejemplo, las judías o los guisantes crecen de manera vertical, por lo que apenas ocuparán espacio a lo ancho en tu huerto. Otra opción son los tomates, que podrás cultivar en macetas en la ventana o el balcón sin preocuparte de la lluvia, crecerán igual de sanos.

Además, también podrás sembrar rábanos en pequeñas macetas cerca de la ventana, lo bueno es que en pocas semanas podrás recogerlos, algo muy satisfactorio. Por otro lado, si ves que cuentas con espacio suficiente puedes animarte a plantar pepinos o calabacines, ya que necesitarás macetas más grandes debido a su tamaño.

Por último, no podemos olvidar las hierbas de distintos tipos, son fáciles de cultivar y apenas ocupan espacio, por lo que son ideales para pequeños apartamentos.

Aparte de escoger los alimentos, tendrás que pensar en que hay especies que no deben cultivarse unas al lado de otras si tienes un jardín. Por ejemplo, las zanahorias y las cebollas van bien juntas ya que ayudan a evitar plagas, pero hay otros alimentos que si se cultivan juntos pueden quitarse mutuamente los nutrientes o enfermar y morir.

Ten en cuenta el clima y las estaciones

Si vas a montar tu huerto en el jardín al aire libre deberás tener en cuenta el clima y las estaciones, ya que influirán en tu futura cosecha. Cada planta tiene sus fechas idóneas de cultivo, así que es importante que te informes sobre ello antes de empezar la siembra. Si te planificas bien contarás con un verduras frescas y variadas durante todo el año.

Trabaja en tu jardín con salud

Las personas mayores deben tener cuidado con los movimientos y posturas necesarios para desarrollar distintas actividades, y en el jardín ocurre lo mismo. La jardinería requiere tiempo y trabajo y siempre debe realizarse con seguridad, posturas y movimientos adecuados.

Por ejemplo, se pueden utilizar regaderas pequeñas o carretillas para transportar los vegetales o la tierra para que el peso no tenga un impacto negativo en las articulaciones o en los huesos.

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir