Salud y bienestar sexualEl bienestar sexual es fundamental para el bienestar y el bienestar general de las personas, parejas y familias, junto con el desarrollo social y económico de las comunidades y las naciones. La salud y el bienestar sexuales, cuando se ven de manera positiva, se entienden como un enfoque favorable y respetuoso de la sexualidad y también de las relaciones sexuales, junto con la oportunidad de tener experiencias sexuales positivas y seguras, sin coerción, discriminación y violencia. Los problemas relacionados con el bienestar relacionado con el sexo son muy variados e incluyen la preferencia sexual y la identidad de género, la expresión relacionada con el sexo, las asociaciones y también el disfrute. También se relacionan con elementos o patologías peligrosas como: infecciones por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), infecciones de transmisión sexual (ITS) y también infecciones del sistema reproductivo, así como sus resultados dañinos (como células cancerosas y la incapacidad de concebir); maternidades indeseables y aborto; disfunciones relacionadas con el sexo; violencia física relacionada con el sexo; técnicas peligrosas (como la mutilación genital femenina).

Por qué es crucial el bienestar sexual

Por qué es crucial el bienestar sexualDe acuerdo con Globe Health And Wellness Company (ESO): «El bienestar sexual es un estado de salud física, psicológica, mental y social en términos de sexualidad, no es solo la falta de enfermedad, disfunción o dolencia. El bienestar relacionado con el sexo requiere un enfoque favorable y considerado de la sexualidad y las relaciones sexuales, además de la posibilidad de tener experiencias sexuales positivas y sin riesgos, sin amenazas, discriminación ni violencia física. El método nacional de salud sexual pasa el campo de la salud sexual y reproductiva desde un ángulo global y favorable, así como en una estructura compartida a nivel interdepartamental. Promover la salud sexual, en particular en la dirección de los jóvenes; impulsar el camino de la salud en lo que respecta a las infecciones de transmisión sexual (ITS), incluido el VIH, así como las enfermedades hepáticas virales; mejorar el bienestar reproductivo; Satisfacer las demandas específicas de una de las poblaciones más vulnerables; promover la investigación, la experiencia y la innovación en salud sexual; Tener en cuenta las especificidades de estas áreas.

Cómo detener la violencia física relacionada con el sexo?

La prevención de la violencia sexual comienza con una educación y un aprendizaje en sexualidad sana y equilibrada, así como en relaciones igualitarias. Una educación y aprendizaje sexual saludable. La educación y el aprendizaje relacionados con el sexo del niño pueden comenzar muy temprano. Inicialmente, usando las palabras apropiadas para determinar los componentes sexuales. La educación y el aprendizaje en sexualidad tienen que ser parte de la vida general del niño y se pueden hacer a lo largo de su desarrollo, utilizando contenido web y vocabulario adaptado a su edad.

Cómo detener la violencia física relacionada con el sexoRelaciones sanas e igualitarias La prevención de la violencia física sexual sin duda necesita educación y aprendizaje en asociaciones sanas e igualitarias entre mujeres y también niños. Lograr que los jóvenes lleguen a ser más delicados y conscientes de los efectos que sus comportamientos y acciones pueden tener en la cultura es solo una de las soluciones ganadoras.

La lucha contra los estereotipos. Desde una edad muy temprana, los jóvenes se ven afectados por los estereotipos comunicados por los libros, los juguetes, los medios de comunicación y los adultos que los rodean. Buscan imitarlos para adaptar lo que ven y lo que saben. La educación y el aprendizaje para asociaciones saludables e igualitarias, como resultado, exige la lucha contra los estereotipos sexuales y también sexistas, así como su deconstrucción.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *