• Home
  • Poder mente humana

El poder de la mente humana para mejorar nuestra salud física y mental

El poder de la mente humana es tan infinito como desconocido. La propia ciencia lo afirma y trata de resolver el enigma de cómo funciona y hasta dónde puede llevarnos un uso eficaz y mayor de nuestro cerebro. Aunque hay muchas preguntas sin respuesta en relación con el poder de la mente humana, sí sabemos que podemos aprender a canalizar la energía positiva, lo cual es muy beneficioso para lograr nuestras metas. Por otro lado, controlar los pensamientos negativos, ayuda a mejorar nuestra salud física y mental. A continuación, unos consejos para alejar los malos pensamientos.

Tu mente te lleva a donde tu cuerpo no alcanza

Tal vez seamos limitados físicamente, pero esto no significa que no podamos incluso volar con nuestra imaginación. Hay muchas parábolas que nos cuentan de qué manera un preso, pese a vivir recluido en una prisión, puede ser libre, gracias a que en su pensamiento nadie lo puede controlar. De la misma manera, una persona, a priori libre, cosa que sucede con frecuencia, vive presa de sus miedos, complejos y traumas, y los lleva como cadenas invisibles que nunca le permitirán alzar el vuelo.

No son las barreras físicas, sino psíquicas, las que nos limitan. Por eso hay personas ciegas que llegan a ser grandes periodistas e incluso escritores, o sordos como Beethoven, que han llegado a convertirse, quién lo iba a decir, en grandes compositores. No tener piernas no impide que se hayan conocido importantes deportistas que han superado sus limitaciones físicas y psicológicas llegando a obtener reconocimientos y medallas olímpicas.

Cómo alejar pensamientos negativos

Lo primero para alejar un pensamiento negativo es reconocerlo. Existen muchas maneras de torturarse mentalmente. Cuando un pensamiento te haga sentir mal, te haga retroceder, te haga dudar o sentir miedo e inseguridad, elimínalo de tu cabeza.

No des el control a tus pensamientos. No permitas que una idea ronde tu cabeza y se haga dueña de tu tranquilidad. Sé tú quien controla qué pensamientos tener y llénate de los positivos.

Rodéate de gente positiva. La gente negativa es un arma mortífera para su alrededor. Son silenciosas y aunque las veas inofensivas, con su negatividad, te contagian y te arrastran al pesimismo. Por eso, déjate llevar por los buenos, por la gente que te hace reír y sentir bien.

Tu lenguaje es mágico. No te has dado cuenta, pero las palabras mágicas existen. Tu lenguaje negativo, te inunda de negatividad. Habla en positivo, siempre. Porque aunque tú no le des importancia, tu cerebro sí, y se queda con las órdenes que interpretan de tus palabras.

Con un poco de práctica, puedes controlar tu mente y, con ella, alcanzar tus metas por adversas que parezcan las circunstancias. La libertad y autonomía es más mental que física.