Skip Navigation

Lesión Medular

Una parte representativa de la población sufre actualmente las consecuencias de una lesión en la médula espinal ocurrida en el pasado a causa de un accidente o enfermedad. Muchas de estas personas suelen llevar una vida bastante normal gracias a una silla de ruedas que les permite desplazarse y realizar tareas del día a día. Pese a todo, los afectados tienen igualmente ciertas limitaciones y, dependiendo de la gravedad de la lesión, pueden ser más o menos dependientes.

lesión medular explicado por thyssenkrupp Home Solutions

1. ¿Qué es una lesión medular?

¿Qué es una lesión medular?

Se habla de que se ha sufrido una lesión en la médula espinal cuando la médula en sí o los nervios del extremo del conducto vertebral han sufrido algún tipo de daño. Las consecuencias se aprecian bajo el lugar donde se ha producido la lesión. Es decir, si se ha sufrido en la parte baja de la espalda, en la parte alta no deberían notarse ninguno de los síntomas característicos de una lesión de este tipo.

2. Tipos de lesiones medulares

Tipos de lesiones medulares

La parálisis que causa una lesión medular puede clasificarse en dos tipos:

Tetraplejia o cuadriplejia: las extremidades superiores e inferiores se ven afectadas, así como el tronco y los órganos pélvicos

Paraplejia: solo afecta a las extremidades inferiores, a todo el tronco o a parte de él y a los órganos pélvicos

Lesion medular y movilidad por thyssenkrupp Home Solutions

3. Causas de una lesión medular

Causas de una lesión medular

Frecuentemente, las lesiones en la médula espinal son consecuencia de:

Accidentes de coche y moto

La principal causa de lesiones medulares son los accidentes de coche y moto. En Estados Unidos, casi la mitad de este tipo de lesiones se dan por este motivo.

Caídas

Puede producirse a cualquier edad pero, aquellas personas con más riesgo de sufrir una lesión medular por una caída son los mayores de 65 años. Caidas a distinto nivel o por caidas en el mismo nivel pero con un golpe mal dado puede provocar una fractura medular.

Violencia

Un encuentro violento donde entre en juego un arma de fuego o un cuchillo puede acabar con una lesión en la medular espinal.

Deportes

Especialmente los deportes de riesgo y el buceo pueden desencadenar en fatales accidentes que tengan como consecuencia una lesión en la médula. Por eso, es importante tomar todas las precauciones necesarias para minimizar los riesgos.

Enfermedades

Ciertas enfermedades, como el cáncer, la artritis o la osteoporosis, pueden causar lesiones en la médula espinal.

4. Síntomas de una lesión en la médula espinal

Síntomas de una lesión en la médula espinal

Estos variarán según el lugar donde se haya producido la lesión y la gravedad de la misma. Si la lesión es completa, tanto la sensación como la capacidad para controlar el movimiento se perderán por completo justo por debajo de la lesión. Si la lesión es incompleta, se conservará cierta actividad motora y sensorial.

Los síntomas más comunes son:

  • Pérdida de movimiento
  • Pérdida o alteración de la sensibilidad
  • Pérdida del control urinario y/o intestinal
  • Espasmos
  • Cambios en la función sexual y en la fertilidad
  • Dolor
  • Dificultad para respirar y toser

5. Cómo prevenir una lesión medular

Cómo prevenir una lesión medular

La mayoría de situaciones que pueden causar una lesión medular se pueden prevenir teniendo en cuenta consejos básicos como:

  • No conduzcas bajo los efectos del alcohol ni te subas al coche de un conductor que haya bebido.
  • Comprueba la profundidad de la piscina antes de lanzarte. Si no es posible averiguar cómo de profunda es, no te tires.
  • Evita riesgos innecesarios en el hogar. Por ejemplo, usa un taburete que ofrezca buena sujeción para llegar a sitios altos, elementos de agarre, alfombrillas antideslizantes, etc.
  • Usa el cinturón de seguridad y conduce con responsabilidad. Asegúrate de que los niños usan una sillita adecuada.
  • El deporte es salud, pero no cuando se practica sin tomar las medidas de seguridad pertinentes. Protégete siempre, sin excepción, con el equipamiento recomendado.

6. Una lesión medular y la movilidad

Una lesión medular y la movilidad

Si una persona con problemas de movilidad y, por lo tanto, riesgo de caídas, usa una silla salvaescaleras para desplazarse por las plantas de su casa tiene, sin duda, menos posibilidades de sufrir una lesión en su médula espinal al caerse por las escaleras.

Por supuesto, una silla salvaescaleras resultará indispensable para aquellas personas que ya tengan dicha lesión y que quieran ser lo más autónomas posible.

Además, algunos lesionados medulares consiguen avanzar en su recuperación hasta poder ser independientes en sus movimiento como para poder usar una silla salvaescaleras, sin necesidad de tener que cambiar su domicilio habitual.

Subir