Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Cómo hablar con gente Mayor

A veces se nos olvida que nuestros abuelos y las personas mayores de nuestro alrededor también han sido jóvenes y han pasado por situaciones similares a las nuestras; de ahí que les tratemos como si no nos fueran a comprender. Lo más probable, sin embargo, es que tengan experiencias útiles y consejos que compartir. En ese sentido, ocurre lo mismo a la inversa, pues nosotros también nos haremos mayores. Esto quiere decir que deberíamos tratar a la gente mayor como nos gustaría que nos tratasen a nosotros en el futuro. En definitiva, ponte en su lugar.

Haz clic sobre cada punto para poder ver en detalle la información.

1. Salvaescaleras para gente mayor

Salvaescaleras para gente mayor

Las sillas salvaescaleras permiten que personas con movilidad reducida suban escaleras de manera fácil y rápida y, sobre todo, sin riesgo. Esto no implica que sean exclusivamente para gente mayor, pues hay muchas personas que —por diferentes motivos— necesitan ayuda para realizar movimientos que son sencillos para la mayoría. Por ejemplo, flexionar las rodillas para subir y bajar escaleras.

Sin embargo, es cierto que las sillas salvaescaleras son muy útiles para las personas mayores en general, en el sentido de que con los años solemos perder movilidad. Además, hay enfermedades que afectan a nivel físico y que son, sobre todo, comunes en personas de la tercera edad (como vienen a ser el Párkinson, el Alzheimer, la artrosis, etc.).

Cuando hablamos de subir y bajar escaleras, el mayor problema no es la enfermedad o situación concreta que se padezca, más bien los síntomas relacionados. Es decir, en el caso de que una persona mayor sufra mareos, subir y bajar escaleras puede convertirse en una actividad de riesgo. Lo mismo si una persona siente inestabilidad, tiene temblores...

2. Consejos para hablar con gente mayor

2. Consejos para hablar con gente mayor

Elige un lugar adecuado

Cualquier conversación merece un lugar tranquilo sin demasiados ruidos —más aún si es con una persona mayor— para que no haya problemas de escucha. Así pues, procura apagar la radio o la televisión y evitar ventanas y parques excesivamente ruidosos. Además, lo ideal es que haya una buena iluminación para que la persona mayor pueda leer los labios en caso de necesidad.

Habla con claridad

Si sueles hablar rápido, intenta bajar el ritmo, articula bien las palabras que uses y emplea oraciones no muy largas. De esta manera, la persona mayor podrá entenderte más fácilmente. Ten en cuenta que no siempre se trata de hablar más alto.

Proporciona opciones

En el caso de que estés ofreciendo algo o necesites saber qué prefiere, proporciónale varias opciones viables.

Ten en cuenta los posibles problemas comunicativos

Antes de nada, averigua si la persona mayor tiene algún problema que pueda afectar a su habilidad comunicativa.

  • Si hay problemas de audición, procura evitar los ruidos, acercarte un poco más, hablar hacia ella y articular claramente las palabras. Probablemente no haya necesidad de gritar, aunque sí deberás ajustar el volumen de tu voz al interlocutor.
  • Si existen problemas neuronales, tendrás que tener paciencia, pues puede que le cueste entender un poco lo que quieres decir o responderte. No obstante, con paciencia y cariño, la interacción será exitosa.

Evita la comunicación impostada

No es necesario que hables como si te estuvieras comunicando con un niño o con alguien con problemas cognitivos. Una persona mayor es un adulto más, quizá tan solo con ciertas necesidades. Si no muestra signos de confusión, háblale naturalmente sin simplificar ni repetir las cosas. Este tipo de comportamiento podría resultar ofensivo.

Mantén el contacto visual

Siempre es agradable sentir que te prestan atención, por ello es tan importante mirar a los ojos cuando se habla con otra persona. Este detalle hará que la persona mayor sienta que es escuchada y tenida en cuenta.

Eschucha

Presta atención e intenta evitar mirar el reloj o a tu alrededor dando sensación de aburrimiento. Asegúrate de comprender y muestra interés por lo que te está diciendo con preguntas.

Da tiempo para pensar

A veces les puede resultar más complicado encontrar la palabra adecuada, por ello, debes tener paciencia. También puede ser que la persona mayor se pierda en mitad de la conversación y necesite hacer un poco de recapitulación, o poner en orden sus pensamientos para responderte de la manera más adecuada. Por cierto, deja que termine de hablar, pues no es necesario que completes sus frases. ¡A menudo vamos con demasiada prisa!

hablar con los mayores

3. Cómo proponer la instalación de un salvaescaleras a una persona mayor

3. Cómo proponer la instalación de un salvaescaleras a una persona mayor

Ante todo, recuerda que es una persona adulta como tú y con vivencias parecidas a las tuyas. Él o ella ya estuvo donde tú estás ahora y también sintió que iba a ser joven eternamente.

Si tienes que sacar a relucir algún problema de movilidad especialmente relacionado con la edad, procura hacerlo con mucho tacto. Lo más habitual es que ellos sientan que el tiempo pasa veloz, con lo que no siempre es fácil admitir que se está envejeciendo o que hay capacidades que no se volverán a recuperar.

Dicho esto, saca a relucir las ventajas del uso de un salvaescaleras en el hogar y por qué le iría bien en su caso. Ponle ejemplos de situaciones y resuelve todas las dudas que tenga. Si el salvaescaleras va a estar en su hogar, también tiene derecho a participar en las decisiones relacionadas con su compra. También ayuda hablar de personas conocidas que ya tienen uno y están satisfechas.

Ten en cuenta los consejos expuestos en el punto anterior antes de iniciar la conversación.

4. Las personas mayores y la movilidad

4. Las personas mayores y la movilidad

Por desgracia, nuestra movilidad se ve mermada con el paso de los años pero, por suerte, los avances tecnológicos intentan que la vida de las personas mayores y con movilidad reducida resulte más sencilla. Es el caso de las innovadoras sillas salvaescaleras, las cuales proporcionan seguridad y autonomía a nuestros mayores a la hora de enfrentarse a sus escaleras en el hogar.

Subir