Skip Navigation

Escaleras Resbaladizas

resbalones y caidas en escaleras

¿Tienes escaleras en casa y has tenido algún susto? Es muy común que las escaleras sean resbaladizas si no les añade algún elemento de seguridad extra antideslizante,como alfombrado o cintas abrasivas. De hecho, aunque tus escaleras te parezcan seguras, no estás exento de sufrir alguna caída, pues se pueden dar muchas situaciones. En este sentido, la limpieza y el orden son cruciales, así como contar con un pasamanos.

Haz clic sobre cada punto para poder ver en detalle la información.

1. Tipos de escaleras

1. Tipos de escaleras

No importa de qué material esté fabricada tu escalera, pues ya sea de madera, mármol, cemento o de baldosas, puede resultar muy resbaladiza. Por ello, es importante conocer las soluciones antideslizantes que hay en el mercado para disfrutar de una bonita escalera con total seguridad.

Además, la forma de la escalera también puede influir en nuestra confianza a la hora de subir y bajarla.

Estos son los tipos más comunes de escaleras en el hogar:

Escalera de ida y vuelta o en forma de U:

Se trata de dos tramos rectos en direcciones opuestas unidos por un descansillo.

Escalera en L:

También se compone de dos tramos rectos y un descansillo, pero los tramos rectos se tocan, en este caso, de manera perpendicular.

Escalera compensada:

Este tipo combina tramos rectos y curvos, sin descansillo, con lo que el espacio que ocuparía este, se sustituye por escalones en curva.

Escalera de caracol:

Toda la estructura es curva, como girando sobre sí misma,y los escalones parten de un eje central.

2. Soluciones para escaleras resbaladizas

2. Soluciones para escaleras resbaladizas

Te parezcan o no resbaladizas tus escaleras, deberías tener en cuenta los siguientes aspectos para evitar el riesgo de caídas. ¡Lo más importante es prevenir!

Luz:

A menudo se da más importancia a las estancias que están al inicio y al final de la escalera porque es donde se entiende que se pasa más tiempo. A fin de cuentas, la escalera no deja de ser un elemento que sirve para ir de un lugar a otro, comunicar una estancia con otra o una planta con otra. No obstante, es muy importante que los escalones estén bien iluminados para que podamos ver posibles desperfectos, objetos, líquido derramado, etc.

Así que como medida de seguridad, en primer lugar, procura que tu escalera esté bien iluminada (y, por supuesto, no te confíes demasiado y enciende la luz cada vez que la vayas a usar).

Pasamanos:

Toda escalera suele tener un pasamanos o barandilla, pero es cierto que hay modelos más modernos que no. No te dejes llevar solo por un tema de estética y coloca siempre este elemento de seguridad. A veces, incluso, puede ser recomendable a ambos lados de la escalera. Ten en cuenta, además, que el modelo de pasamanos te sea cómodo y vaya acorde con las necesidades de los usuarios de la escalera. Estética y diseño, sí, pero con seguridad.

Cintas abrasivas:

Estas cintas aportan una pequeña superficie áspera donde el calzado tiene mayor sujeción. Se pegan al mismo escalón de manera sencilla, pero es necesario llevar a cabo un correcto mantenimiento, pues se irán despegando con el tiempo. Otra opción es colocar tornillos para evitar esto. Esta solución es práctica, pero no es la más estética.

Alfombrado:

Solo indicado para escaleras interiores, el alfombrado o enmoquetado de los escalones puede ser una buena solución para superficies resbaladizas. No obstante, su instalación debe hacerse de manera meticulosa, pues si no se hace correctamente puede dar una errónea sensación de seguridad y resultar más peligroso que antes.

Por supuesto, caerse en estas escaleras supuestamente acolchadas no resulta más agradable. Recuerda cambiar las áreas desgastadas por unas nuevas para que estas sigan proporcionando su capacidad antideslizante.

Recubrimientos:

Se trata de una pintura transparente o de color claro que aporta más rugosidad a los escalones. Esta solución es compatible con la estética de la escalera, pues se sigue mostrando su acabado. Es ideal para madera o baldosas.

Limpieza:

Este punto es obvio, pero también básico y fundamental. Una buena limpieza de la escalera, evitará riesgos de caídas porque, por ejemplo,se haya derramado agua o porque haya un juguete de los niños fuera de su sitio habitual. Además, evita usarla si se ha fregado recientemente. ¡Espérate a que se haya secado en su totalidad!

Visibilidad de los escalones:

Algo que no ayudaría a una escalera resbaladiza, serían unos escalones poco definidos. Así pues, con tal de evitar un cálculo erróneo de distancia entre escalones, se recomienda señalizar adecuadamente su contorno con un poco de pintura o iluminación especial.

3. Recomendaciones para cuando uses escaleras

3. Recomendaciones para cuando uses las escaleras

  • Presta atención a todos los escalones, más aún si no estás familiarizado con la escalera
  • No corras y muévete con cuidado
  • Usa tus gafas o lentillas también para bajar y subir escaleras
  • No bajes más de un escalón a la vez
  • Asegúrate de cuál es el último escalón
  • Usa el pasamanos o barandilla todo el rato
  • Asegúrate de que no haya elementos por en medio
  • Límpiala regularmente
  • Evita calzado que no sujete bien tu pie y evita tacones altos
  • Evita ropa que te pueda hacer tropezar, así como faldas muy ajustadas que te impidan moverte bien entre escalón y escalón

4. Las escaleras resbaladizas y la movilidad

Las escaleras resbaladizas y la movilidad

Sin duda, las escaleras resbaladizas son un riesgo para nuestra integridad física, más aún si tenemos algún tipo de problema de movilidad. Procura aplicar alguna de las soluciones propuestas más arriba y, en caso de problema añadido, piensa en instalar una silla salvaescaleras para evitar males mayores

caidas escaleras
thyssenkrupp

Para más información contacte con nosotros

Subir