• Home
  • Consejos evitar caidas lluvia

Evitar resbalones en días de lluvia

Ahora que ha llegado el otoño, son muy frecuentes los días en los que la lluvia empapa nuestras calles, dificultando en ocasiones que andemos de forma rápida. Por esta razón, debemos prestar especial atención al suelo que pisamos, ya que el riesgo de tropezar y caernos se incrementa notoriamente.

A pesar de que cualquier día podemos tener un traspiés, la lluvia puede provocar que tu calzado resbale si no está hecho de un material adecuado. Por otro lado, podemos toparnos con objetos que estén en el suelo, los cuales pueden provocarnos un tropiezo. Hay diferentes factores que podemos controlar para estar seguros y reducir el riesgo de resbalar. A continuación, te proponemos una serie de consejos para evitar posibles resbalones y caídas. ¡Te animamos a seguirlos!

Sigue estas pautas y reducirás el riesgo de caídas en días de lluvia

1. En primer lugar, presta atención a dónde pisas. Es fundamental ir pisando de forma segura, por lo que además de mirar hacia delante, es importante que no pierdas de vista el suelo para evitar caer en posibles agujeros o socavones que haya en la acera.

2. Un calzado adecuado para la lluvia puede ser determinante. Procura utilizar calzado con suela antideslizante, de esta forma evitaremos que el material de la suela pueda provocar un resbalamiento indeseado. Este motivo es uno de los más frecuentes en las caídas, ya que determinados materiales no se agarran correctamente al suelo y provocan un deslizamiento que puede ser peligroso.

3. Evita pisar hojas, papeles o plásticos. Si encuentras la típica acera llena de hojas de los árboles, intenta evitarla siempre que puedas. Si esto no es posible, intenta andar de forma precavida y lenta. Por otro lado, algunos objetos, como envoltorios o bolsas de plástico, pueden también provocarte una caída, por lo que procura prestar atención y no pisarlos si te encuentras con alguno de ellos.

4. Un andador o un bastón siempre será un buen aliado. Si tienes problemas de movilidad y necesitas un punto de apoyo, procura utilizarlos los días de lluvia, ya que así podrás apoyar tu peso en ellos y reducir el riesgo de caída.

La seguridad extra siempre es un punto a favor. Más vale prevenir que curar, por lo que puedes colocar un salvaescaleras en casa para ayudarte siempre que lo necesites y para evitar posibles resbalones.

La lluvia no debería ser un impedimento para salir de casa, pues también podemos disfrutar de la calle aunque haga mal tiempo. No obstante, es muy importante estar precavidos y seguir estos consejos para evitar resbalones y volver a casa sanos y salvos. ¡Cualquier día puede ser perfecto para disfrutarlo!