Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Trastorno del sueño en ancianos

Muchos ancianos tienen trastornos del sueño y en este artículo vamos a hablar sobre cuáles son las causas y qué opciones de tratamiento existen.

Según el Doctor Joachin Ficker, médico especializado en el sueño de la Clínica Nuremberg en Alemania, muchos mayores preferirían dormir más si pudieran, sobre todo para que el día no se les haga tan largo. Sin embargo, esto no es un trastorno del sueño, sino que este problema está basado en el aburrimiento que sufren muchos ancianos.

Los trastornos graves del sueño en la vez normalmente son causados por enfermedades como el parkinson, la depresión o accidentes cerebrovasculares. En estos casos, hay que comprobar los medicamentos que se toman, ya que las personas mayores de 70 años toman una media de 7 medicinas diferentes y en ocasiones incluyen sustancias que pueden influir sobre el sueño.

Trastornos respiratorios del sueño

La respiración puede afectar al sueño, sobre todo si hablamos de personas mayores con sobrepeso. Los hombres mayores de 50 años tienen más riesgo de que la respiración se pare mientras duermen, algo que se denomina síndrome de apnea del sueño, y que hace que se despierten constantemente. Este síndrome también se relaciona con otros problemas como la tensión arterial alta y la insuficiencia cardíaca. Por tanto, es importante acudir al médico si se presentan estos síntomas.

Diagnosticar el trastorno del sueño

El médico evaluará los diferentes síntomas del paciente y su historial médico para poder diagnosticar este trastorno. De hecho, es común pedir a los pacientes que lleven un diario de sueño durante un par de semanas.

La polisomnografía es una prueba que se utiliza para determinar si hay trastornos del sueño. Mediante electrodos se registran distintas mediciones registrando la actividad cerebral, cardíaca, respiratoria y muscular. Además en la vejez es importante registrar las enfermedades físicas que pueden causar problemas de sueño. Por ejemplo la disfunción tiroidea o la insuficiencia renal pueden provocar el síndrome de piernas inquietas, mientras apnea del sueño puede provocar arritmia y subidas en la tensión arterial. Por otro lado, también es necesario investigar si existen enfermedades mentales como la demencia o la depresión, que también están relacionadas con la apnea del sueño.

¿Qué es el insomnio y qué podemos hacer al respecto?

El insomnio es una forma habitual de trastorno del sueño que genera problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido. Aquellos que lo sufren coinciden en que su sueño no es reparador y durante el día están cansados o no son lo eficientes que deberían. Una de las principales causas que provocan insomnio es el estrés emocional, por lo que normalmente se produce durante o después de periodos estresantes. Además, el insomnio puede provocar apnea del sueño, aunque este problema también puede ocurrir de repente y sin razón ninguna. Todo ello puede tratarse con medidas de higiene del sueño, que veremos a continuación.

Medidas y pautas para una buena higiene del sueño

La nutrición es un factor muy importante en la higiene del sueño, ya que aquellos que comen mucho hasta sentirse pesados harán que el sistema digestivo trabaje por la noche y esto repercutirá negativamente en el sueño. Lo mejor es seguir una buena alimentación, para ello te invitamos a leer nuestro artículo con consejos de alimentación para la tercera edad.

Lo mismo ocurre con las neurotoxinas destructoras de células como son el alcohol, la cafeína y la nicotina. El consumo de dichas sustancias es perjudicial a largo plazo, y son muchos los que subestiman el efecto que producen sobre el cuerpo, sobre todo cuando lo que queremos es dormir.

Otro factor que influye en el sueño es el deporte. Practicar deporte nos ayuda a desintoxicarnos, mejora la circulación sanguínea y fortalece el sistema cardiovascular. No obstante, muchas personas mayores solo pueden realizar actividades deportivas de manera limitada y controlada.Te recomendamos leer nuestro artículo sobre ejercicios para personas mayores.

Por otro lado, también existen guías, audiolibros o listas de música relajante que ayudarán a dormir y a prevenir el trastorno del sueño.

Además es recomendable evitar el consumo de pastillas para dormir siempre que sea posible, sobre todo por los efectos secundarios que pueden tener.

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir