Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Piernas hinchadas en personas mayores

Las personas mayores suelen tener las piernas hinchadas, ya que tienden a reunir causas habituales como enfermedades renales, cardíacas o hepáticas. Esto también ocurre por utilizar ciertos medicamentos, antidepresivos o para la presión arterial. Además, la vida sedentaria y la mala alimentación tienden a tener sobrepeso y un estreñimiento habitual, por lo cual es más habitual el efecto del hinchamiento de piernas.

A continuación, hablaremos de cuáles son las causas y cuáles los remedios para las piernas hinchadas en personas mayores.

Los síntomas y causas

Conocer las causas de piernas hinchadas es muy importante para poder realizar un tratamiento adecuado que ayude a resolver el problema. El principal síntoma es notar como las piernas tienden aumentar de volumen. Esto puede pasar por varios motivos:

  • Por el sistema linfático
  • Si mejora la hinchazón o edema por las mañanas es por un componente venoso.
  • Por la aparición de varices también tienden a hincharse las piernas.

Otros síntomas son:

  • Sensación de picor y hormigueo con calambres en las piernas
  • Aparición y sensación de piernas calientes al tocarlas y la piel con rojez
  • Pesadez, calor y cansancio en las piernas

Por otro lado, la insuficiencia venosa también puede originar hinchazón de piernas. Se trata de un problema común entre las personas mayores.

Remedios prácticos para prevenir las piernas hinchadas

  • Evitar periodos prolongados sentados o de pie sin movernos, no es favorable.
  • El sobrepeso y la falta de ejercicio físico no ayudan. Salir a pasear o montar en bicicleta es bueno para activar la circulación.
  • Beber una cantidad suficiente de agua para tener una buena velocidad de circulación. Las infusiones sin azúcar son recomendables.
  • Comer en pequeñas cantidades varias veces, incluyendo frutas y verduras frescas. Evitar comidas con sodio y comidas con excesiva grasa, para poder promover la flexibilidad y un buen tono en los vasos sanguíneos.
  • Durante viajes largos, de más de 4 o 5 horas, es recomendable parar o levantarse para estirar las piernas.
  • Ejercicio diario para favorecer y mejorar los síntomas. Por ejemplo, levantar las piernas tumbados en la cama por encima del pecho.
  • Tener la piel hidratada y sana es importante para ello. Se recomienda dar pequeños masajes en las piernas para mejorar la circulación.
  • No exponer las piernas directamente al sol durante mucho tiempo.
  • El calzado no debe ser excesivamente plano ni tener mucho tacón, ya que el tacón provoca tensión en las pantorrillas, lo que comprime las venas y dificulta la circulación sanguínea. Además, el calzado estrecho también es uno de los problemas de la hinchazón, por lo que hay que evitar que apriete para no aumentar el problema. Siempre que sea posible se debe llevar calzado abierto y cómodo.
  • Los baños de agua caliente no son recomendables. Lo mejor son las duchas de agua fría directamente sobre las piernas. Además, un baño de pies en agua fría también ayudará.

Remedios caseros para reducir la hinchazón de piernas

Algunos remedios caseros más allá de cremas antiinflamatorias son:

  • El agua de Jamaica, que ayuda a prevenir la inflamación de piernas y de cualquier parte del cuerpo. Es una bebida diurética para reducir los edemas y mejorar la mala circulación. Además, elimina las toxinas.
  • La menta también ayuda a prevenir la acumulación de venas varicosas, y actúa como calmante.
  • El vinagre de sidra de manzana tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes para reducir el dolor, hinchazón, hormigueo y el picor de las piernas.

Ejercicios para evitar las piernas hinchadas

Son muchos los ejercicios que ayudan a evitar la hinchazón en las piernas, algunos de ellos son los siguientes:

  • Sentarte en el suelo con la espalda apoyada en la pared, intentando mantener las piernas elevadas a un ángulo de 90 grados, sin separarte de la pared. Mantenerte en esta postura durante tres minutos.
  • Apoyar las piernas en el suelo, manteniéndolas estiradas y realizar movimientos circulares con los pies.
  • Sentarte en el suelo, apoyar la espalda en la pared, totalmente recta y empezar a levantar las piernas 30cm del suelo, realizar pequeños círculos con los pies, hacia los dos lados. Realizar varias repeticiones al día.
  • Sentarte en el suelo, con la espalda recta apoyada en la pared, estirar el pie y flexionarlo repetidamente.
  • Ponerse de pie y con las piernas separadas levantar los brazos y subir las puntas de los pies, mientras inhalas. Exhalar mientras bajas los brazos y colocas el peso del cuerpo en los talones. Realizar varias repeticiones.

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir