Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Tecnología e Internet para mayores

Un nuevo mundo digital por descubrir

Para una persona nacida a partir de finales del siglo XX, imaginar la vida sin internet es como volver a las cavernas, sin embargo, para una persona de más de 65 años echar la vista atrás supone recordar su infancia y juventud.

Por supuesto que entonces no hacía falta internet para hacer amigos, las fotos se revelaban en varios días y las cartas se enviaban por correo postal. Sin embargo, las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo que conocían y han hecho necesaria una adaptación para mantenerse integrados y comunicarse con el nuevo entorno, siendo cada vez más necesario internet para los mayores.

Los coches, las televisiones, la telefonía, todo ha cambiado, incluso las sillas salvaescaleras que hoy en día incluyen softwares específicos muy precisos para funcionar y son fabricadas por robots de alta precisión.

Ante la nueva realidad del siglo XXI, cada vez son más los mayores que aprenden a usar y disfrutan de internet. Se han multiplicado las ofertas en Centros municipales de mayores de cursos y talleres en los que se les adiestra en el manejo básico de internet. En ellos, aprenden a usar el correo electrónico, editores de texto y buscadores de contenido, entre otras aplicaciones y competencias.

¿Cómo pueden ayudar las nuevas tecnologías a los mayores?

Son muchos los mayores que no sienten la llamada de internet. Aprender a manejar un ordenador no es para ellos hasta que descubren que, si supieran usarlo, podrían realizar acciones cotidianas sencillas como:

- Estar comunicados en todo momento con su familia a través de grupos de WhatsApp y recibir fotos de forma inmediata.

- Hacer la compra desde casa y esperar a que la traigan a casa directamente sin pasar por el supermercado y sin cargar peso.

- Hacer gestiones bancarias sin necesidad de desplazarse a la oficina y esperar innecesarias colas.

- Conocer personas de su misma edad y gustos con los que compartir experiencias en redes sociales.

Estar en contacto con la familia es uno de los principales motivos por el que nuestros mayores se forman en internet, pero está claro que la red ofrece mucho más. El abanico de posibilidades que ofrecen las aplicaciones (apps) es infinito y lo mismo les permite saber la predicción meteorológica, como pedir cita en su centro de salud. Internet ahorra tiempo y esfuerzo, pero además les mantiene activos intelectualmente y les hace sentir capaces.

A pesar de las numerosas ventajas y de que cada vez más personas mayores entran en internet, la brecha digital sigue presente. Año a año, cada vez son más los mayores que se aventuran a aprender el manejo de las nuevas tecnologías, alejando el vacío de generaciones para las que internet llegó tarde a sus vidas. Los factores sociales y económicos condicionan la predisposición de los mayores al uso de internet.

Por supuesto, nuestros mayores, al igual que el resto de los usuarios, deben ser conscientes de la ventana al mundo que es internet y estar prevenidos para evitar una mala experiencia. En este punto, siempre es conveniente disponer de un buen antivirus para evitar a los ciberdelincuentes y de un apoyo técnico paciente para resolver esas dudas que todos hemos tenido al empezar a manejar internet.

Lo que está claro es que internet es el presente y que para formar parte de él los mayores tienen que adaptarse en la medida de sus necesidades para seguir siendo independientes y disfrutar de su tiempo de ocio con calidad. En muchos casos, las novedades asustan, pero cuando los cambios son beneficiosos acostumbrarse es fácil y rápido.

thyssenkrupp

¿Quiere hablar con los expertos? Déjenos sus datos

Subir