Skip Navigation

Coronavirus : información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

El deterioro cognitivo en ancianos

El deterioro cognitivo estudia cómo están alteradas las funciones cognitivas, es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria. Cuando aparecen los primeros síntomas, se asocian a la edad, lo presentan el 30% de las personas mayores de 65 años y aparece con el envejecimiento normal.

Síntomas de deterioro cognitivo

  • Pérdida de memoria, olvidos de cuestiones relevantes, dificultad para retener información nueva.
  • Trastorno en el lenguaje, con dificultad para denominar y comprender la sintaxis verbal y escrita, también la atención o el cálculo.
  • La desorientación es uno de los factores principales, dificultad para manejar y reconocer objetos y personas. Problemas para poder distinguir lo correcto de lo incorrecto.

Síntomas psiquiátricos

Cambios de la personalidad, trastornos del comportamiento como:

  • La inquietud y agitación psicomotora, comportamientos repetitivos y anormales como gritar.
  • Trastornos con la alimentación y el vagabundeo.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • La edad es un factor de riesgo no modificable y la predisposición genética.
  • La hipertensión, la diabetes y fumar son también factores de riesgo que se pueden corregir para poder llegar a tiempo y conseguir frenarlo.

El proceso cognitivo

Primero, antes de que se diagnostique, se observan uno o varios problemas cognitivos relacionados con el deterioro. Posteriormente es posible definir el trastorno cognitivo una vez que se ha llevado a cabo un análisis exhaustivo del paciente y se han encontrado los motivos que provocan ese problema.

En tercer lugar, encontramos:

  • Tipo 1: La demencia. Cuando se encuentra una pérdida de una o varias habilidades cognitivas de forma lenta y progresiva. No suele tener curación.
  • Tipo 2: Delirio. El problema cognitivo, suele afectar a varias habilidades, pero en especial a la conciencia. Ocurre de forma repentina y acelerada, se cura habitualmente.
  • Tipo 3: Amnesia. Afecta a la memoria, en un periodo de tiempo específico. Se puede tratar con éxito.

Causas del deterioro cognitivo

Las principales causas son enfermedades psiquiátricas, la depresión, déficit de vitaminas, trastorno del sueño: insomnio, infecciones y enfermedades neurodegenerativas.

Clasificación de diferentes demencias en el deterioro cognitivo

Demencias degenerativas primarias

  • Afectación precoz de la memoria.
  • Deterioro múltiple y progresivo de las funciones superiores.
  • Aparición de síntomas psiquiátricos/conducta.

Se trata de Alzheimer, demencia degenerativa lóbulo frontal, enfermedad de pick, el Parkinson y corea.

Demencias vasculares

Son lesiones encefálicas causadas por las alteraciones vasculares.

Demencias secundarias

  • Son tratables y el cuadro puede ser reversible
  • Infecciones como el SIDA.
  • Metabólicas y endocrinas como el hipertiroidismo.
  • Traumáticas o esclerosis múltiple.

¿Cómo se diagnostica?

La cognición está influida por factores biológicos, psicológicos y sociales.

Para evaluar los factores psicológicos que afectan a la cognición, tenemos que determinar cuál es el estado de ánimo, la situación de estrés que tiene el paciente, cuáles son las relaciones sociales, cuáles son los roles ocupacionales, laborales que desempeña o ha desempeñado la persona, todo esto enmarca y nos da información muy importante para después evaluar los resultados de la evaluación neuropsicológica (estudio detallado de las funciones cognitivas como la atención, la memoria, el lenguaje, etc.)

¿Cuál es su Tratamiento?

Para saber el tratamiento lo que primero tenemos que saber es el origen.

Su tratamiento se dirige a la mejora de los síntomas, intentando prevenir o retrasar la aparición del síndrome de demencia.

Una vez que tenemos filiado un deterioro cognitivo podemos apoyar al paciente centrando las áreas que no están afectadas, fijándote en la estimulación cognitiva, la actividad física y la nutrición. Algo muy importante, tratar de controlar todos los factores de riesgo vascular, los cuales afectan al funcionamiento cerebral, como la hipertensión, la diabetes y el colesterol.

Se ha comprobado que algunos ejercicios y cambios en la alimentación, como el estilo de vida, son medidas para mejorar y prevenir el deterioro cognitivo.

Intervenciones terapéuticas generales

El apoyo psicológico es muy importante, así como los cuidados especiales. Es importante establecer hábitos de AVD como:

  • Las actividades básicas de la vida diaria: alimentación, el aseo, vestirse, la movilidad personal, el descanso.
  • Hablar por teléfono, el cuidado del hogar, la educación, el trabajo entre otros.

El apoyo de soluciones de movilidad para el día a día de las personas con deterioro congnitivo supone un alivio no sólo para ellos si no también para sus cuidadores.

Cómo prevenir el deterioro cognitivo:

Pautas de prevención

  • Con una alimentación sana y equilibrada
  • No abandonar la actividad social
  • Realizar ejercicio físico, caminar al menos 30 minutos diariamente, buscar y conservar aficiones.
  • Prevenir riesgos cardiovasculares y entrenar con los juegos mentales.
  • Vigilar los posibles factores de riesgo: diabetes, hipertensión y obtener sobrepeso es uno de los mayores riesgos del deterioro cognitivo, por lo que es esencial el tratamiento y el remedio para no aumentar el riesgo.
  • El descanso diariamente es totalmente necesario para el buen funcionamiento de la memoria, descanso mínimo con 8 horas de sueño es sumamente importante.
  • La memoria puede influir en el estrés crónico, enlazado con la ansiedad, intentar mantener la mente despejada.

La detección precoz, cuando la familia o la persona empieza a notar cambios en su función cognitiva, no recuerda las cosas como antes, le cuesta encontrar las palabras, tiene dificultad para planificar actividades que antes no resultaban costosas, lo que tienen que hacer es consultar con su médico de atención primaria para derivarle al especialista.

Una persona mayor con deterioro cognitivo y que tenga una calidad de vida es el apoyo de la familia.

Alimentación del paciente con deterioro cognitivo

Según las posibilidades de cada paciente, fomentar la actividad, para permitir un buen aporte energético sin tener riesgo de obesidad.

El equilibrio de nutrientes debe ser el habitual: hidratos de carbono, lípidos y proteínas compensados.

Los hidratos de carbono tienen que ser con un índice bajo glucémico como las pastas, los cereales, las legumbres, los tubérculos.

Las proteínas en la alimentación tienen que ser de origen animal como las carnes blancas, huevos y el pescado.

Alimentos ácidos grasos omega 3 son importantes tomarlos diariamente como las nueces, el aceite de soja y pescado azul.

Frutas y hortalizas rojas, naranjas y amarillas son las mejores fuentes de antioxidantes, deben estar presentes en nuestra vida diaria, 4-5 raciones (cítricos, fresas, brécol, albaricoques, tomates…)

Los probióticos son una buena elección en los lácteos, aportan beneficios adicionales a las fuentes de calcio tradicionales.

Cómo atender las conductas problemáticas

Los pacientes con problemas cognitivos, suelen tener dificultad para comunicarse, tienen cierta agresividad, problemas de memoria… para enfrentar estos problemas tendremos que mediar las palabras, hablar más despacio e intentar que entiendan lo máximo posible teniendo paciencia con la persona, incluyendo palabras cortas y tajantes.

Tenemos que conversar con el familiar o persona afectada e identificar cada día las necesidades de la persona. También tener cuidado con los posibles peligros y poder prevenirlo como:

  • Riesgos de incendio, cigarrillos, mecheros y otros accesorios.
  • Instrumentos afilados o puntiagudos, las navajas, agujas de coser, cuchillos…
  • Los medicamentos fuera del alcance de la persona afectada, los venenos y productos peligrosos.
  • Tener cuidado con la temperatura del agua del hogar, regularlo para que el paciente no tenga riesgo.
  • Proteger la vivienda con cerraduras.
  • Ayudas como agarraderos en el baño de la vivienda para que el paciente se pueda manejar fácilmente sin problema de caída, alfombras que no resbalen, etc.
  • Controlar la alimentación para que el paciente no coma ni mucho, ni poco.
thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir