Skip Navigation

Coronavirus : Información de interés para ayudar a nuestros clientes en estos momentos. Pulse aquí

Yoga para mayores. Beneficios de su práctica

El yoga es un deporte muy saludable que está de moda entre las personas jóvenes y dinámicas. También para los mayores de 60 años, es una buena forma de poner en armonía cuerpo, mente y espíritu. Los ejercicios pueden adaptarse a los requerimientos y capacidades de las personas mayores, de manera que incluso las de edad muy avanzada puedan llevarlos a cabo. El yoga relaja cuerpo y mente, fortalece los músculos y articulaciones y aporta bienestar a largo plazo.

El hatha yoga es el estilo de yoga más apropiado para personas mayores y básicamente consiste en adoptar posturas corporales que movilizan suavemente el cuerpo. Ofrece una buena alternativa a otros deportes y actividades físicas para los más mayores, faltos de flexibilidad, con el fin de mejorar su calidad de vida.

Yoga en grupo: beneficios para cuerpo y mente

Sobre todo, para los principiantes, es aconsejable asistir a clases de yoga. Un entrenador personal se encargará de adaptar los ejercicios a las necesidades particulares de cada uno, asegurando así que el entrenamiento contribuya a mejorar el bienestar, y evitando la sobrecarga y los posibles daños de un ejercicio mal realizado.

Otra ventaja del entrenamiento en grupo es la compañía. Los mayores podrán conocer a personas con sus mismas inquietudes, conversar con ellas e incluso entablar nuevas amistades. Esto es algo muy importante en el caso de personas que viven solas. Establecer contacto con otras personas y disfrutar de una afición ayuda a sentirse bien. La práctica de yoga en grupo permite ambas cosas.

Ventajas del yoga para las personas mayores

  • Se mantiene la flexibilidad en las articulaciones.
  • Los músculos permanecen elásticos e incluso pueden mejorar su elasticidad.
  • Los mayores están en contacto con personas que comparten sus mismas inquietudes.
  • Gracias al apoyo de un profesor de yoga, las personas mayores pueden estar seguras de realizar ejercicios adecuados dentro de sus capacidades y necesidades.
  • Cuerpo, mente y espíritu permanecen en armonía.
  • Los mayores que practican yoga habitualmente se sienten más relajados, más tranquilos, y se mantienen en forma tanto mental como físicamente.

Aspectos para tener en cuenta al practicar yoga en casa

Las personas mayores que prefieren hacer yoga por su cuenta pueden hacerlo en casa. Pero para realizar los ejercicios correctamente de modo que ayuden mejorar el bienestar sin causar daños, hay que tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Lo ideal es que un profesor experimentado muestre a las personas mayores los ejercicios adecuados para ellos. Así, evitarán realizar ejercicios que puedan causar efectos indeseados como distensiones musculares, dolores articulares u otros problemas similares.
  • Debe disponerse de espacio suficiente al realizar los ejercicios. De lo contrario, podrían producirse daños en caso de golpearse con algún mueble.
  • Un ambiente tranquilo es esencial para practicar yoga. Se aconseja apagar el teléfono y mantener la habitación cerrada. Además, puede resultar útil practicar yoga siempre a la misma hora e informar a las personas mas allegadas de nuestro horario. De este modo, habrá menos interrupciones.
  • Una música suave calma la mente y ayuda a relajarse.
  • Si un ejercicio resulta molesto, aparece dolor en las articulaciones o se aprecian molestias musculares hay que detenerse inmediatamente. En este caso, se puede continuar con otro ejercicio más suave.
  • Si aparecen con frecuencia dolores, mareos, problemas circulatorios o molestias similares debe consultarse a un médico para encontrar la causa y decidir hasta qué punto se puede continuar con la práctica de yoga.

El yoga fortalece el cuerpo y proporciona armonía en cuerpo y mente. Mantener la movilidad y el bienestar adquiere especial importancia en la tercera edad. Con la práctica de yoga esto se consigue de manera natural.

thyssenkrupp

Si desea más información, consulte con los expertos

Subir