Skip Navigation

Baile para mayores

Todos necesitamos mantenernos activos, tanto para nuestra salud física como mental, y las personas mayores no son una excepción. Una de las maneras más entretenidas y divertidas de movernos es bailando. Bailar tiene muchos beneficios para nuestra salud y, por si fuera poco, nos mantiene en contacto con otras personas que disfrutan de la misma manera que nosotros.

baile para mayores thyssenkrupp Home Solutions

1. ¿Qué es el baile para personas mayores?

¿Qué es el baile para las personas mayores?

Bailar consiste en dejarse llevar por el propio ritmo de la música y/o en seguir unos determinados pasos a modo de coreografía. En el caso del baile para personas mayores, la diferencia es principalmente una: el grado de dificultad.

Las personas mayores suelen tener problemas de movilidad en mayor o menor medida, de ahí que haya bailes más adecuados que otros para ellos. A parte de eso, no existe ningún impedimento para que puedan disfrutar bailando a su aire o de un baile coreografiado.

No obstante, podemos encontrar personas mayores como Doreen Pechey que con 71 años se convirtió en bailarina de la Royal Academy de Londres tras habérsele implantado una prótesis de rodilla dos años antes. Encontramos miles de ejemplos como el de la pareja que forman Dietmar Ehrentraut de 70 años y su mujer Nellia Durmersheim de 64 años que llevan más de 40 años bailando juntos y que se apuntan a todos los concursos que pueden.

El baile es un buen ejercicio cardiovascular que, a la vez, nos permite mantener activa las articulaciones sin sobrecargarlas. Por eso, el límite lo marca por un lado las condiciones físicas y, por otro, las barreras mentales como el "yo no puedo". Cada uno a su ritmo o intensidad, si no hay graves problemas de movilidad.

2. Beneficios del baile

Beneficios del baile

Los beneficios del baile son numerosos, aunque a veces parece que nos aporte mucho menos de lo que pensamos al estar pasando, sobre todo, un buen rato. Los beneficios más destacados son los siguientes:

  • Fortalece los músculos, especialmente, de la parte inferior del cuerpo
  • Aumenta la flexibilidad y la agilidad
  • Mejora la resistencia
  • Ayuda en temas de coordinación y equilibrio, lo cual es importante para prevenir caídas
  • Mantiene el cerebro más irrigado, con lo que previene el deterioro cognitivo
  • Mejora la postura
  • Ayuda a la socialización
  • Es un aliado para mantener el peso, controlar la presión sanguínea, menguar los dolores articulares y prevenir la osteoporosis
  • Es beneficioso para los sistemas cardiovascular y respiratorio
  • Aumenta la confianza

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado esta actividad para evitar problemas derivados del sedentarismo como son la pérdida de movilidad, obesidad o hipercolesterolemia. Además, nos ayuda a dejar atrá o evitar el estrés o la depresión.

3. Tipos de bailes para personas mayores

Tipos de bailes para personas mayores

Cualquier tipo de baile puede ser adaptado a una persona mayor o con movilidad reducida. Lo más importante es escuchar a nuestro cuerpo y detenernos cuando sintamos dolor o un cansancio excesivo. Algunos bailes idóneos son:

Bailes de salón

Entendemos por bailes de salos aquellos que se realizan en pareja y que tienen una coordinación o cogreografía que ambos tienen que seguir al ritmo de la música. Sus pasos suelen ser sencillos y repetitivos, lo que convierte a los bailes de salón en una práctica segura que difícilmente causará caídas. Si bien es cierto, que dependiendo del baile y de la intensidad del ritmo puede ser mucho más reposado o rápido.

Algunos de los principales bailes de salón ideales las personas de más edad son:

  • Pasodoble: en España es uno de los bailes de salón por excelencia. se popularizó en los años 30 del siglo pasado y desciende de las marchas que se tocaban en los eventos taurinos
  • Vals vienés: es el baile de salón por excelencia.
  • Merengue: es uno de los más sencillos de todos, aunque hay distintas variedades desde el que se baila pegado hasta el que se complica con vueltas.
  • Bachata: se puede bailar de manera similar al merengue, pero con el movimiento de cadera bien marcado.
  • Cha cha cha: es uno de los más bailados.
  • Bolero: es una especie de salsa muy lenta que se baila pegadito.
  • Tango: normalmente se puede bailar caminando y muy pegado.

Country

Esta modalidad ofrece distintos tipos y niveles de dificultad. Así pues, dependerá de la situación personal de cada uno el elegir un tipo u otro. Igualmente siempre es buena idea empezar por el nivel más sencillo y, en todo caso, ir aumentando la dificultad. El country está especialmente recomendado para aquellas personas que quieren ejercitar su cerebro, pues exige una especial atención a la hora de contar los pasos y coordinarse con la música. Este baile se puede practicar individualmente.

Bailes en línea para mayores

Ideales para aquellas personas que no quieran bailar en pareja, aunque la disposición no sea necesariamente en línea. En los últimos tiempos se ha popularizado enormemente porque, además, es una divertida forma de hacer deporte y al mismo tiempo pasárselo bien. Es una forma de fortalecer nuestra confianza y relacionarnos con los demás.

En esta tipología entrarían los bailes en grupo en los que la disposición de las personas es intercalada para que todos estén a la vista y no se molesten entre ellos al realizar los diferentes movimientos. Los bailes en línea siguen una coreografía y la mayor dificultad es que todos los integrantes del grupo estén sincronizados.

Se pueden usar distintos ritmos y "versionar" distintos bailes.

bailes para mayores thyssenkrupp Home Solutions

4. Recomendaciones

Recomendaciones

Bailar un día a la semana está muy bien, pero lo ideal es hacerlo un mínimo de 3 veces por semana y que la duración no sea inferior a 30 minutos. De esta forma podremos beneficiarnos del máximo de beneficios que nos puede aportar.

Si se tiene cualquier tipo de duda en este sentido, recomendamos consultar con un médico. Bien para valorar qué tipos de bailes pueden ser los más adecuados o bien para determinar si existe algún tipo de limitación.

En cualquier caso es recomendable:

  • Lleva ropa cómoda que no apriete
  • Adaptarse a la temperatura (si vamos a pasar calor, no ir muy abrigados)
  • Usar calzado cómodo y con suela antideslizante
  • Beber agua regularmente

Eso sí, estas recomendaciones no impiden que podamos ir todo lo elegante que queramos.

5. El baile para personas mayores y la movilidad

El baile para personas mayores y la movilidad

Si se está buscando una actividad que mejore la movilidad, sin duda el baile es una buena opción. No solo ayuda a prevenir las caídas gracias a la mejora de la coordinación y el equilibrio, sino que fortalece músculos que quizá en el día a día no se están ejercitando. Además, por si fuera poco, bailar mejora la capacidad cognitiva.

Si eres un amante del baile y quieres guardar fuerzas para tu afición preferida, instala una silla salvaescaleras en casa. Te ahorrarás esfuerzos y sustos innecesarios.

Subir