• Home
  • Autoestima en mayores y discapacit...

Mayores: cómo ayudarles a mantener alta su autoestima

Para cualquier persona, la autoestima comienza por aceptar cómo somos, con nuestras limitaciones. Solo así podremos desarrollar nuestras habilidades, aunque es obvio que el entorno se comporta como un factor clave para que la autoestima e importancia que nos damos a nosotros mismos alcancen niveles que nos permitan ser felices.

Si esto es así, en general; en los individuos con peculiares necesidades afectivas, alcanza enorme trascendencia, especialmente, en nuestros mayores y discapacitados. Más aún en estas fechas navideñas, en las que la sensibilidad se acentúa por los recuerdos y la familia.

Autoestima en personas mayores

En particular, llegar a la tercera edad implica, normalmente, perder autonomía para desenvolverse en la rutina, lo cual priva de confianza en uno mismo. De ahí que quienes vivimos en proximidad a una persona mayor hemos de comportarnos con delicadeza ante sus carencias y fallos, pues el trato áspero suele producir debilitamiento de la autoestima en los mayores y puede acarrear serias consecuencias psicológicas.

Si tú, que estás leyendo este post, has alcanzado la noble etapa de la tercera edad, presta atención a unos modestos consejos que pueden ayudarte a mejorar tus relaciones sociales y perder el miedo al fracaso:

  • Esfuérzate en mantener tu autonomía. Si tus familiares perciben que no eres capaz de desenvolverte bien por tu cuenta, acabarán prestándote más ayuda de la que necesites y ello te hará cada día más dependiente, algo que debes evitar a toda costa.
  • Acepta tus nuevas limitaciones, por grandes que sean: los años no pasan en balde y está claro que ya no eres quien eras. Pero intenta no sentirte mal por ello y ponte metas alcanzables cuyos logros te motiven.
  • Piensa siempre en positivo. Mejorarás tu imagen de cara a los demás y entrarás en una dinámica social agradable, lo que te reportará satisfacciones. Intenta no ser el “viejo gruñón” del que todos huyen.
  • No dejes de tomar decisiones en lo que te afecta y evita imponer tu ley. No creas que sabes más que tus hijos y demás parientes jóvenes por ser mayor. La experiencia es un grado, pero no da la sabiduría infinita.

Autoestima en personas con capacidades físicas diferentes

Las personas con discapacidades físicas son, muchas veces, objeto de admiración por su esfuerzo y autoestima para seguir adelante y superar, incluso, las críticas ajenas. Muchas llegan a tener un alto grado de dependencia y más obstáculos que salvar. Evidentemente, la autoestima en los discapacitados es su verdadero combustible. Son personas cuyas ganas de vivir son el motor que tira de ellos.

La obligación de quienes rodeamos a personas con limitaciones físicas es promover su autoestima a base de actitudes que les ayuden a tener respeto por sí mismos. Por tu parte, has de grabarte en la mente que discapacidad no implica inactividad, pues la vida ofrece miles de alternativas, entre las que, con toda seguridad, podrás escoger una o varias que te encajarán.

Quizá el verdadero secreto de la autoestima esté en saberse, en todo caso, digno del respeto y de la admiración de los demás.