• Home
  • Abuelos modernos como son

Abuelos Modernos: ¿cómo son?

os abuelos modernos son personas totalmente integradas en la sociedad que quieren formar parte de las actividades de la vida pública, que quieren seguir siendo parte fundamental: están retirados sólo de la vida laboral. Se trata de una parte de la población que, por supuesto, no olvida a su familia, pero que también quieren que se tenga su opinión en cuenta, más allá de las paredes de las casas familiares.

Lo hemos visto, por ejemplo, en las manifestaciones de los estafados por las preferentes o en los actos de los indignados. Muchos abuelos han llevado la voz cantante en estas concentraciones. Por lo tanto, se ha acabado ese rol de abuelo dócil. La edad no es un impedimento para ser reivindicativo y exigir lo que crees que mereces.

Y es que, al fin y al cabo, la edad es también una actitud. Un estado mental. Y nuestros abuelos modernos quieren seguir disfrutando de lo que la vida les ofrece. Sobre todo, en estos tiempos en los que las mejoras de las condiciones de salud han alargado la esperanza de vida.

Los abuelos actuales poseen la experiencia de una época en la que se pasó de las estrecheces a una mayor soltura económica. Y, ahora, parece que volvemos a tiempos de apretarse el cinturón. Por este motivo, su veteranía es un grado y hemos de escucharlos con atención. Ser abuelo se lleva con orgullo y se ejerce día a día.

Esta proyección pública de los abuelos modernos, que ya no se recluyen solo en el ámbito familiar, no implica que se olviden las raíces. Este colectivo quiere disfrutar de la experiencia de ver frecuentemente a sus allegados. Dar y recibir amor, al fin y al cabo: algo totalmente necesario.

Sin embargo, algunas claves de las relaciones familiares están cambiando. El tiempo libre de nuestros mayores se está llenando de actividades que les mantienen, física y mentalmente, en las mejores condiciones. Se trata del envejecimiento activo.

En este sentido, hemos de tener en cuenta que los abuelos no pueden funcionar como un último recurso para la crianza de los nietos. Desean verlos y también cuidarlos, pero sin que ello se convierta en una obligación. Esta naturalidad forma parte de su manera optimista de afrontar la vida.

No en vano, los abuelos modernos son personas más informadas. Se han mostrado sensibles ante las últimas crisis económicas y políticas y van entendiendo de nuevas tecnologías. De hecho, empiezan a saber utilizar los smartphones y algunos son capaces de jugar a la videoconsola con sus nietos.

Una nueva generación está llegando a la magnífica experiencia de ser abuelos. En este caso, los mayores del mañana son gente que ha conocido los placeres de la sociedad de consumo. No van a renunciar a ellos y hacen muy bien. Así, viajes, actividades deportivas, o incluso, tratamientos de belleza son planes que empiezan a no faltar en sus agendas.